Futbol Total | Monterrey acaricia las semifinales

Monterrey acaricia las semifinales

En el primer juego de liguilla, siendo equipo sede de Primera División, Tijuana vivió una fiesta al inicio, pero al final del encuentro en el estadio Caliente vio como sus Xolos no pudieron contrarrestar la eficiacia y contundencia de un Monterrey que se plantó de la mejor manera y consiguió un triunfo en la ida […]

En el primer juego de liguilla, siendo equipo sede de Primera División, Tijuana vivió una fiesta al inicio, pero al final del encuentro en el estadio Caliente vio como sus Xolos no pudieron contrarrestar la eficiacia y contundencia de un Monterrey que se plantó de la mejor manera y consiguió un triunfo en la ida de los cuartos de final por un marcador de 1-2 gracias a los tantos de Jesús Zavala y de Ángel Reyna. Por los locales, Raúl Enríquez descontó en los instantes finales.

Tijuana se preparó para la fiesta. Era la primera ocasión en que unos cuartos de final del máximo circuito se desarrollaban en la cancha de los Xoloitzcuintles y la gente no defraudó: hizo un lleno para apreciar un triunfo que los catapultaría a las semifinales, pero la celebración no se completó.

Los dirigidos por Antonio Mohamed  fueron los primeros en asumir el rol ofensivo, pero Rayados equilibró las acciones y gran parte del tiempo el juego se vio cortado por faltas y pérdidas de balón de manera constante. La primera acción clara de gol fue un desvío de Aldo de Nigris que casi convierte en su propia portería, pero por suerte, el esférico se impactó en el travesaño. Era el primer aviso de los dueños de casa.

Sin embargo, a los 30 minutos, Chelito Delgado cobró un tiro de esquina que encontró la cabeza de Zavala y este mandó la pelota con dirección de gol. Cirilo Saucedo no pudo impedir la anotación y el luminoso ya indicaba la ventaja para los que en esta ocasión vestían de verde. En ese instante, la Perrera se silenció y los regiomontanos gritaron el 0-1.

Ese fue el resultado para el medio tiempo. Ya en la parte complementaria, el cuadro de Víctor Manuel Vucetich buscó el segundo y lo consiguió gracias a una excelente anotación de Ángel Reyna. El ex americanista recibió un pase de Suazo y con gran toque mandó el balón al ángulo, lejos del alcance del guardameta tijuanense. Dos goles abajo y la loza ya era muy complicada para Xolos.

El Turco hizo modificaciones para refrescar su ataque, pero no daba resultado. Monterrey estaba más cerca del marcar el tercero, que Tijuana del descuento. La afición se metió con su equipo y lo impulsó hacia el frente gritando: “Xolos, Xolos”, pero no podía descifrar la manera de horadas el marco de Jonathan Orozco, quien cuando fue exigido por Duvier Riascos, lo hizo de la mejor manera.

Fue hasta el minuto 87 cuando el Caliente estalló de felicidad. Raúl Enríquez, que tenía poco de haber ingresado, se encontró un balón en el área grande y de primera intención golpeó con pierna izquierda para batir a Orozco. Era el 1-2 que le daba vida a Tijuana, aunque después del  gol, los del Cerro de la Silla casi marcaron otro, pero Saucedo detuvo los intentos de Neri Cardozo y Walter Ayoví.

Llegó el pitazo final a los 94 minutos y Monterrey se llevó el triunfo como visitante y se enfiló para llegar a las semifinales. El marcador está abierto aún y quedan 90 minutos en el Tecnológico, pero Tijuana tendrá que mejorar mucho si piensa derrotar a uno de los mejores equipos del actual torneo y de los últimos tiempos en nuestro balompié.

Julieta Campos 3 mayo 2012 / 6:08 am

En el primer juego de liguilla, siendo equipo sede de Primera División, Tijuana vivió una fiesta al inicio, pero al final del encuentro en el estadio Caliente vio como sus Xolos no pudieron contrarrestar la eficiacia y contundencia de un Monterrey que se plantó de la mejor manera y consiguió un triunfo en la ida de los cuartos de final por un marcador de 1-2 gracias a los tantos de Jesús Zavala y de Ángel Reyna. Por los locales, Raúl Enríquez descontó en los instantes finales.

Tijuana se preparó para la fiesta. Era la primera ocasión en que unos cuartos de final del máximo circuito se desarrollaban en la cancha de los Xoloitzcuintles y la gente no defraudó: hizo un lleno para apreciar un triunfo que los catapultaría a las semifinales, pero la celebración no se completó.

Los dirigidos por Antonio Mohamed  fueron los primeros en asumir el rol ofensivo, pero Rayados equilibró las acciones y gran parte del tiempo el juego se vio cortado por faltas y pérdidas de balón de manera constante. La primera acción clara de gol fue un desvío de Aldo de Nigris que casi convierte en su propia portería, pero por suerte, el esférico se impactó en el travesaño. Era el primer aviso de los dueños de casa.

Sin embargo, a los 30 minutos, Chelito Delgado cobró un tiro de esquina que encontró la cabeza de Zavala y este mandó la pelota con dirección de gol. Cirilo Saucedo no pudo impedir la anotación y el luminoso ya indicaba la ventaja para los que en esta ocasión vestían de verde. En ese instante, la Perrera se silenció y los regiomontanos gritaron el 0-1.

Ese fue el resultado para el medio tiempo. Ya en la parte complementaria, el cuadro de Víctor Manuel Vucetich buscó el segundo y lo consiguió gracias a una excelente anotación de Ángel Reyna. El ex americanista recibió un pase de Suazo y con gran toque mandó el balón al ángulo, lejos del alcance del guardameta tijuanense. Dos goles abajo y la loza ya era muy complicada para Xolos.

El Turco hizo modificaciones para refrescar su ataque, pero no daba resultado. Monterrey estaba más cerca del marcar el tercero, que Tijuana del descuento. La afición se metió con su equipo y lo impulsó hacia el frente gritando: “Xolos, Xolos”, pero no podía descifrar la manera de horadas el marco de Jonathan Orozco, quien cuando fue exigido por Duvier Riascos, lo hizo de la mejor manera.

Fue hasta el minuto 87 cuando el Caliente estalló de felicidad. Raúl Enríquez, que tenía poco de haber ingresado, se encontró un balón en el área grande y de primera intención golpeó con pierna izquierda para batir a Orozco. Era el 1-2 que le daba vida a Tijuana, aunque después del  gol, los del Cerro de la Silla casi marcaron otro, pero Saucedo detuvo los intentos de Neri Cardozo y Walter Ayoví.

Llegó el pitazo final a los 94 minutos y Monterrey se llevó el triunfo como visitante y se enfiló para llegar a las semifinales. El marcador está abierto aún y quedan 90 minutos en el Tecnológico, pero Tijuana tendrá que mejorar mucho si piensa derrotar a uno de los mejores equipos del actual torneo y de los últimos tiempos en nuestro balompié.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para poder comentar.