Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
El VAR y otros problemas del arbitraje
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Columnistas

El VAR y otros problemas del arbitraje

Cada semana, cada jornada, el VAR y el arbitraje protagonizan una nueva polémica en el futbol mexicano


Escrito por: Ana Spindola
El VAR y otros problemas del arbitraje

Desde hace varios torneos, no hay semana que al hacer el resumen de lo ocurrido en la jornada de la Liga MX no se hable del arbitraje y del VAR. Semana tras semana, hay mínimo un error en un partido que genera polémica y desata las quejas de técnicos y jugadores que no tienen problema en recibir una sanción. Otros, más mesurados, omiten hablar del tema pero su mirada o la expresión en el rostro confirma a gritos la inconformidad.

Es cierto que la decisión de una sola persona difícilmente será la que defina por completo el resultad de un partido en el que participan 22 jugadores (sin contar cambios), dos técnicos, un estadio lleno (o no) de gente, y en el que también pueden influir otros factores como el clima. Sin embargo, hay decisiones que por el momento y la manera en que se toman, pueden alterar el desarrollo del partido y por ende perjudicar, determinar, el desenlace de la historia.

Este video te puede interesar

En este sentido, que cada semana tenga que aclararse, rectificarse o pedir una disculpa por alguna decisión tomada en la jornada, no habla muy bien del arbitraje mexicano. Independientemente de que actualmente cualquiera puede opinar y criticar sobre el tema que sea, justificar en vez de corregir no es la respuesta ideal para alguien que se jacta de que en el mundo no hay VAR mejor que el de nuestro país.

Nahuel Guzmán responde por su agresión a Aguirre

Más que ofenderse o sentirse atacados, los árbitros mexicanos deberían reflexionar qué es en lo que están fallando y por qué sus criterios cambian tan fácilmente, ya se en un mismo partido o de un juego a otro. Mientras que en el duelo de Chivas ante Cruz Azul se tomaron el tiempo para revisar una aparente falta instantes antes del gol de los cementeros, en el cierre de la jornada ni el árbitro central ni los del VAR vieron la agresión de Nahuel Guzmán hacia Eduardo Aguirre.

Antes de la inserción del VAR en el futbol, era fácilmente justificar que una acción pasara inadvertida por el silbante y los abanderados con diversas razones, por ejemplo la velocidad en la que ocurrió la jugada. No obstante, cuando con el uso de la tecnología un error se comete dos veces, los argumentos se terminan y se convierte en una situación indefendible. La falta de criterios homologados y el carente entendimiento del juego provocan que contactos que se dan por la naturaleza del juego se sancionen, mientras que agresiones reales quedan impunes.

Habrá quienes hablen de “corrupción” y “árbitros comprados”. Otros preferirán la mesura y no hacer acusaciones sin pruebas. La realidad es que sí hay playeras y jugadores que pesan más que otros, a veces de manera inconsciente. Pero es por eso que los silbantes deben de enfocarse en mejorar y prepararse, antes que en justificarse. De lo contrario, podrán tener toda la tecnología que quieran y las injusticias se seguirán cometiendo.

 

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?