MENU
PUBLICIDAD

El legado de Omar Bravo en el futbol mexicano

Escrito por:Ana Spindola
Comparte la nota
El legado de Omar Bravo en el futbol mexicano
PUBLICIDAD

Este lunes Omar Bravo anunció de manera oficial su retiro por medio de una transmisión en redes sociales desde el Estadio Jalisco, inmueble que lo vio forjarse como leyenda y máximo goleador en la historia de las Chivas del Guadalajara.

Sin duda fue en el conjunto rojiblanco, con el que jugó en tres etapas distintas, donde Bravo Tordecillas consiguió sus mejores logros, individuales y colectivos, y será recordado por lo hecho con los tapatíos a pesar de haber militado en ocho equipos a lo largo de 17 años de carrera.

.¿Jair Pereira se despidió de Chivas?

En el Clausura 2007, con un total de 11 tantos, el originario de Los Mochis se quedó con el título de goleo, algo que ningún mexicano lograba desde Jared Borgetti en el Verano 2001. La hazaña fue algo que ningún delantero de Chivas había logrado desde 1961, cuando Salvador Reyes hizo 21 goles. Además, Omar Bravo alcanzó los 100 goles con el Rebaño el 26 de abril del 2008 ante el Puebla.

PUBLICIDAD

Aunque en su segundo periodo con el Rebaño, el delantero no tuvo una actuación destacada, en el 2014 regresó por tercera y última ocasión con los tapatíos para finalmente consolidarse como leyenda del equipo, al encumbrarse como el máximo goleador en la historia del club.

Fue el 12 de agosto del 2015 ante el Morelia, que Bravo marcó su gol número 123 y superó a Salvador Reyes, quien entre 1953 y 1967 hizo 122 tantos y cuya marca se mantuvo vigente por 45 años. Al final, Omar Bravo anotó 132 goles en la Liga MX vistiendo la camiseta rojiblanca.

Poco éxito en otros equipos

A pesar de sus logros en Guadalajara, Bravo Tordecillas no tuvo tanto éxito en el resto de su carrera y en la mayoría de los equipos en los que militó pasó desapercibido. El atacante sinaloense probó suerte en Europa, con el Deportivo La Coruña, con el cual sólo jugó 9 partidos de Liga y anotó un gol.

En México, el delantero también jugó con el Cruz Azul, Atlas y Tigres, siendo el equipo felino donde peores números obtuvo al disputar solamente seis partidos y no marcar un solo gol. Con los cementeros hizo 6 tantos en 36 juegos, mientras que con el Atlas sumó 13 dianas en 33 encuentros.

Finalmente, el atacante también pasó por Estados Unidos, donde jugó con el Sporting Kansas City en la MLS, y en la USL con el Carolina RailHawks y el Phoenix Rising FC, sus dos últimos equipos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD