Nuestros sitios
Compartir
Banner Caliente Medio Tiempo Apuesta Ahora

Melquiades Sánchez: La Voz del Azteca y el Incosciente Colectivo

Por: Staff FT 05 Nov 2018

La voz que narró la historia del Estadio Azteca


Melquiades Sánchez: La Voz del Azteca y el Incosciente Colectivo

“Gooool anotado por Evaristo, número 8”, así informé el primer gol que me tocó anunciar en el sonido del Estadio Azteca, y que empieza la rechifla en el Azteca. No faltó quien me gritara “deja la botella” porque al medio tiempo ese jugador argentino del Atlante se quedó en la regadera… y el de la regadera fui yo.

Yo entré a trabajar al estadio días después de su inauguración; me llamaron desde la primera semana pero no entendí y no fui.

Este video te puede interesar

Al siguiente domingo aclaré las cosas y me dijeron que tenía que hacerme cargo del sonido local.

Hoy, a 50 años de distancia, siento un gran asombro de haber durado tanto porque yo pensé que iba a durar un año, pero me han seguido aguantando con mi estilo.

Hay algunos periodistas que calculan que, entre partidos de todo tipo (de primera división, de segunda, oficiales, informales) son como 5,000 en los que he estado presente.

En todo este tiempo he visto muchas cosas: los Mundiales del 70 y del 86; en el del 70 y del 86; en el del 70 anuncié la primera tarjeta amarilla de la historia, vi a Pelé y Maradona; el Partido del Siglo; al América de Beehnakker que es el que más me ha gustado; las despedidas de Enrique Borja y de Carlos Reinoso.

También he vivido cosas curiosas en todos estos años. Una vez llegó un señor a la cabina y me dijo: “Oiga, ¿puede vocear a mi hijo porque se me perdió? “Como no, con mucho gusto ¿cómo se llama el niño? “Le dicen la mosca”. “Ah no por apodos no se puede”.

Otro día llegó otro señor y ese si lo tuve que anunciar porque me juró y me perjuró que su hijo se llamaba Winnie Pooh Pérez: “Al niño Winnie Pooh Pérez lo esperan en el túnel numero 30.

Se el efecto que mi voz tiene en la gente que me ha escuchado en el estadio, y puede ser cierto que si sea parte de estos 50 años de historia, pero eso de La Voz del Azteca es algo que ha creado el inconsciente colectivo. No soy yo, aunque sea yo el que habla. Es una figura abstracta que va paralela a mí, la ha creado la gente, pero eso se agradece y lo respeto.

Al principio cuando me halagaban yo me portaba medio payaso y decía: “Es un trabajo como cualquiera”, pero me acuerdo que una vez estaba yo afuera del estadio y había un grupo de personas pidiéndome autógrafos, se acercó un chamaquito con una libreta y le firmé, se quedó mirando la hoja y me dijo: “Oiga, ¿y usted que hace?”. Entonces puse los pies en el suelo. Y me dije, vale más que no me vuele y que sea realista.

Me gustaría dejar grabado un audio para que el día que me muera me anuncie yo mismo: “Tarjeta roja para el locutor del estadio”.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial 25 mexicanos top en la MLS. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?