>
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

Muere aficionada que se prendió fuego como protesta en Irán

Escrito por:Ana Spindola
Comparte la nota
Muere aficionada que se prendió fuego como protesta en Irán
PUBLICIDAD

Una aficionada al futbol en Irán falleció este martes como consecuencia de las quemaduras en su cuerpo que ella misma se provocó como protesta la semana pasada. El pasado 5 de septiembre, Sahar Khodayari, conocida en redes sociales como ‘Chica Azul’, se prendió fuego a sí misma afuera de una corte de justicia en Teherán y que le provocó quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.

La aficionada era seguidora del equipo Esteghlal, uno de los más populares en el país, y de ahí su sobrenombre. Sin embargo, como muchas mujeres en Irán, se veía obligada idear estrategias para ingresar a los estadios de futbol. En el país islámico las mujeres no tienen permitido el acceso a los estadios, por lo que Sahar vestía como hombre, como hacía en otras ocasiones, cuando la policía la detuvo en las afueras del Estadio Azadi en marzo de este año.

Imagen

PUBLICIDAD

Tras el suceso, la joven de 30 años estuvo tres días en la cárcel y fue puesta en libertad luego que su familia pagó una fianza. Hasta el momento, no se conocía cuál sería la pena por su “delito” ya que el juicio sería esta semana. Sin embargo, al conocer que la pena podría ser de hasta seis meses en la cárcel, la aficionada decidió inmolarse afuera de una corte. La chica vertió gasolina sobre su cuerpo y se prendió fuego, a manera de protesta.

La madrugada de este martes diferentes medios iraníes confirmaron el fallecimiento de la aficionada. El trágico evento provocó reacciones de protesta entre figuras destacadas de Irán, que respaldan el movimiento que desde hace años las mujeres en ese país realizan para poder entrar a los estadios. Entre las personas que se manifestaron está el ex-jugador del Bayern Munich, Ali Karimi, quien instó a los iraníes a boicotear los estadios para apoyar la protesta de Khodayari.

De igual manera Andranik Teymourain, primer cristiano en ser capitán de la selección y jugador del Esteghlal, manifestó su esperanza de que en un futuro algún estadio en Teherán lleve el nombre de la aficionada. Finalmente, la legisladora Parvaneh Salahshouri llamó a Khodayari “Chica de Irán” y en Twitter escribió. “Todos somos responsables”. El  mismo Esteghlal no se mantuvo ajeno a lo ocurrido con Sahar. Por medio de una publicación en Twitter, el club iraní, del cual era aficionada Khodayari, lamentó lo ocurrido y señaló la responsabilidad compartida que tienen en este incidente trágico.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD