Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Robinho, el que nunca fue el nuevo Pelé
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Especial FT

Robinho, el que nunca fue el nuevo Pelé

Cuando estuvo en Brasil lo consideraron el nuevo Pelé, pero en su paso por Europa se fue acabando y terminó en los tribunales


Escrito por: Staff FT
@MXFutbolTotal
Robinho, el que nunca fue el nuevo Pelé

Cuando en 2003 debutó con Santos de Brasil, muchos pensaron que estaban ante el nacimiento de una nueva estrella brasileña. Incluso hubo quien lo calificó como el “nuevo Pelé”, y el mismo delantero legendario consideró que podría ser mejor que él. Sin embargo, Robinho se fue apagando en su paso por Europa y nunca fue la figura que se esperó.

De nacimiento Robson de Souza, el de Sao Vicente dejó tan buenas impresiones en Santos que apenas dos años después de su debut el Real Madrid lo fichó por 24 millones de euros. El delantero tenía apenas 21 años, pero parecía listo para el reto que suponía jugar con los Galáticos y convertirse en una estrella.

Este video te puede interesar

Aunque tuvo varios partidos en los que destacó, nunca se consolidó como la figura que se esperaba. En tres años, disputó 137 partidos y marcó 35 goles en todas las competencias, pero no estuvo a la altura de las expectativas. De los Merengues pasó al Manchester City y ahí convirtió 14 goles, por lo que se esperaba que se consolidara.

Sin embargo, no tuvo buena relación con el técnico en el momento y terminó por volver a Brasil con el club que debutó. Robinho no estaba dispuesto a rendirse con facilidad y en 2010 regresó al Viejo Continente con el AC Milan. Coincidió con jugadores como Zlatan Ibrahimovic pero no fue estelar con los rojinegros.

Paso por China y acusación por violación

Tras no triunfar en la Serie A, el brasileño volvió nuevamente a Santos en 2014. Después de un año salió rumbo a China donde ganó la Superliga con el Guangzhou Evergrande. No obstante, Robinho no lograba permanecer en los equipos por mucho tiempo y al año siguiente regresó a su país, ahora con el Atlético Mineiro.

Fue en territorio brasileño donde recibió una acusación por participar en una violación en grupo ocurrida en enero de 2013. En 2017, un tribunal italiano lo condenó a nueve años de cárcel. No obstante, hasta hace poco todavía no había petición de extradición, por lo que el jugador ha continuado su carrera.

Actualmente se encuentra con el Basaksehir, a donde llegó en enero de 2019. Previamente jugó con el Sivasspor, igualmente en la Primera División de Turquía.