SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

Cruz Azul ganó por la mínima y avanzó a la final

Escrito por:Ana Spindola
Comparte la nota
Cruz Azul busca acabar con todos sus fantasmas
PUBLICIDAD

El Cruz Azul venció por la mínima diferencia a Rayados de Monterrey y avanzó a la final del Apertura 2018. Con mucho sufrimiento, el conjunto cementero remontó el marcador global y mantiene la ilusión de romper la sequía de títulos.

En el arranque del partido la iniciativa por ir al frente fue de la Máquina, que estuvo cerca de abrir el marcador con un remate de ‘palomita’ de Milton Caraglio (15′) que se fue por un costado.

Fue el mismo delantero argentino quien dejó ir la oportunidad más clara y falló el penal que pudo ser el primer gol de los cementeros. En una gran jugada individual, Caraglio recibió el esférico y en la media vuelta sacó un disparo que Marcelo Barovero escupió en el área.

El rebote favoreció a Roberto Alvarado, que cayó dentro del área luego de un contacto con Nicolás Sánchez. El árbitro Fernando Guerrero marcó el penal pero Caraglio apostó por la potencia y mandó su disparo muy desviado del arco.

El Cruz Azul inició con la misma postura el segundo tiempo y su esfuerzo no tardó en dar frutos. En una jugada protagonizada nuevamente por Barovero y Caraglio que los de la Noria empataron el marcador global.

Luego del disparo de Adrián Aldrete, otra vez el portero de Rayados le metió mal los brazos al balón y lo dejó a disposición del atacante, que con un disparo raso abrió el marcador.

Inicialmente la jugada fue invalidada por fuera de lugar, pero Guerrero dio por válido el gol tras la revisión en el VAR.

Con el gol llegó la calma para la Máquina, que en pelota parada estuvo cerca del segundo. Fue Igor Lignovsky (65′) quien ilusionó a los cementeros con el segundo, pero su remate pasó por un lado.

La respuesta de Rayados fue inmediata y Jesús Gallardo (68′) puso a temblar a los locales con un disparo desviado.

Los minutos finales fueron de alarido. Cruz Azul hizo gala de su solidez defensiva, mientras que Monterrey, aunque tuvo el balón no tuvo profundidad.

Martín Cauteruccio (88′) tuvo el segundo para los locales, pero mandó su disparo se fue muy desviado. La falla no afectó a los cementeros y hasta el final defendieron la ventaja para regresar a una final después de 5 años.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD