Nuestros sitios
Compartir
Banner Caliente Medio Tiempo Apuesta Ahora

El día que América perdió a su afición ante Gallos Blancos en el Azteca

Por: Ana Spindola 21 Sep 2019

El día que América perdió a su afición ante Gallos Blancos en el Azteca

Un jugador se ganó los corazones del equipo rival

Fue un 18 de abril del 2015, en la fecha 14 del Clausura 2015, cuando la afición abarrotó el Estadio Azteca pero ovacionó a los Gallos Blancos y no al América. En realidad fue sólo un jugador el que se ganó el amor de los fanáticos y que los maravilló a pesar del resultado adverso de su equipo.

“Olé, olé, olé, Dinho, Dinho” fue el cántico que retumbó en el Coloso de Santa Úrsula esa tarde, cuando la afición entera se rindió entera a los pies del brasileño. El partido fue una pesadilla para las Águilas, pero los aficionados vivieron una fiesta.

Ronaldinho

El brasileño fue ovacionado en el Estadio Azteca por aficionados de los dos equipos

Este video te puede interesar

Este sábado los Gallos visitarán al América en la Jornada 10 del Apertura 2019. Como cada viaje de los queretanos a la capital, es inevitable recordar ese día, hace casi cuatro años, en el que Ronaldinho cautivó a la afición rival y las Águilas cayeron por goleada.

Miles de aficionados, de América y Querétaro, y algunos de otros equipos que aprovecharon el momento para ver al astro brasileño, llenaron las tribunas del Azteca para ver a Ronaldinho. Vaya decepción se llevaron cuando vieron que el jugador no inició el encuentro y ni siquiera entró a la segunda mitad.

Fue hasta diez minutos antes del final, y ya con el marcador 2-o a favor, que Víctor Manuel Vucetich, en ese entonces técnico de los emplumados, decidió complacer a los aficionados y Dinho tomó el lugar de Emanuel Villa al 82′.

Ovacionado y aplaudido, el brasileño ingresó al campo y no tardó en cautivar a los asistentes, fascinados por la calidad del histórico jugador. Luego de una combinación con Danilinho, ‘Rona’ empujó el balón al fondo de la red ante un indefenso Moisés Muñoz. Fue el tercero de los Gallos, primero del astro brasileño.

El estadio estalló en un unísono grito de gol, aplausos, ovaciones. Cinco minutos más y Dinho firmó la goleada, otra vez para cerrar una gran jugada colectiva. Una vez más las tribunas se llenaron de emoción. Poco importó a la hinchada americanista la goleada, tuvieron la fortuna de ver dos goles del brasileño y eso les valió más que cualquier victoria.

Al término del partido, el jugador llegó a la mitad del campo. Las manos en el aire, saludos a un lado y otro de las tribunas. Ya en el Santiago Bernabéu le pasó una vez, que la afición rival se rindió ante él.

Con la mano derecha en el corazón, Ronaldinho agradeció el cariño, los aplausos, las ovaciones, las lágrimas. El propio jugador lloró un poco al final, enternecido por el recibimiento de la gente. Sólo estuvo diez minutos en la cancha, pero fueron suficientes para robarle a la afición al América y en su propio campo, el Estadio Azteca.

Pulga Rodríguez fichaje fallido de Rayados, brilla en Sudamericana

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Agenda Total Octubre 2021
Descarga AQUÍ el especial #Agenda Total octubre 2021. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?