Nuestros sitios
Compartir
Banner Caliente Medio Tiempo Apuesta Ahora

Eva Espejo e Ileana Dávila, frente a frente

Por: Staff FT 28 Jul 2020

Espejo con el Pachuca y Dávila con los Pumas son las dos únicas mujeres DT vigentes desde el inicio de la Liga MX Femenil en 2017.


Eva Espejo e Ileana Dávila, frente a frente

A tres años del inicio de la Liga MX Femenil, sólo dos entrenadoras han estado vigentes desde 2017: Eva Espejo con el Pachuca e Ileana Dávila con los Pumas.

Aquí presentamos extractos de entrevistas amplias, profundas y paralelas que Futbol Total realizó con ellas. Eva e Ileana hablan de su temprano gusto por el futbol, de su preparación para ser directoras técnicas y de los límites superados dentro de la Liga MX Femenil.

Pasión por el futbol

Eva espejo

“El futbol me gustó porque mi papá me llevaba al estadio de Ciudad Universitaria  casi todos los domingos y como tenía puros primos hombres, me veía obligada a jugarlo. Jugué un poco de Fut 7; era defensa, no muy brillante, pero tampoco ruda. Me caracterizaba más por mi juego colectivo”.

Ileana Dávila

“Desde chiquita me gustaron los deportes: jugaba voleibol y basquetbol en una escuela de monjas en Córdoba, Veracruz. Al acabar la preparatoria, había todo menos futbol y yo quería practicarlo. Hasta que me mudé a la Ciudad de México empecé a practicarlo con amigos y amigas en canchas de futbol rápido, en equipos amateurs de mujeres y mixtos. Era entrona, nada temerosa a balonazos o entradas duras. Jugaba de media y de delantera. Era veloz, hábil para moverme y como era chiquita me escabullía de forma pícara. Era buena rematadora, hasta de cabeza, pese a mi estatura”.

Preparación como DT

Eva Espejo 

“Ingresé a la Escuela Nacional de Directores Técnicos. Mientras estudiaba, Memo Vázquez padre me dio oportunidad de hacer prácticas en la Cantera de los Pumas, de ir a los entrenamientos: él quería involucrarme en el futbol. Fue muy importante para mí porque le consultaba mis dudas, le pedía referencias de libros, y él le pedía a otros entrenadores del club que me explicaran ciertas cosas. Al terminar la carrera, le llevé mi título y me dijo: ‘Creo que tú serás la mejor entrenadora a nivel nacional. Tienes que enfocarte en el futbol femenil’. Me enojé porque yo quería entrenar hombres, porque en el futbol femenil no había nada formal”.

Ileana Dávila

“En una ocasión vi en un periódico un anuncio de una escuela de directores técnicos que invitaba a hacer un examen de ingreso. ¡Era al siguiente día! Sentí que era una especie de señal y acudí a hacer la prueba. Yo era la única mujer entre más de 100 hombres. Me veían con extrañeza. Tenía miedo y pensaba: ‘No sé por qué me atreví a venir’. Hice el examen teórico, y al siguiente día el práctico. En las primeras clases me veían rara. Creo que pensaban: ‘¿Y esta mujer cómo se atreve?’. Luego fui destacando poco a poco en clases. Me tocó conocer a exfutbolistas como Raúl Rodrigo Lara, que iba un año más adelantado, pero me ayudó mucho. En mi generación estaban el Rambo Sosa y Joaquín Moreno. Siempre me apoyaron”.

Ileana Dávila

Ileana Dávila

Llegada al club

Eva Espejo

“Después de trabajar en el Centro de Capacitación de la Femexfut me fui a dar clases durante un año a una primaria. Mientras tanto envié currículums, uno a Pachuca, y, en 2014, Pepe Vantolrá, que trabajaba en la Subdirección de Desarrollo Humano y Futbol, me invitó a trabajar en fuerzas básicas. En 2016, Marco Garcés me dijo que estaba por formarse un equipo femenil y me preguntó si me interesaba ser su directora técnica. Hablé con mi familia y concluimos que debía aprovechar la oportunidad. Era una gran responsabilidad por las ambiciones que tiene el club de estar siempre en los primeros lugares y ganar títulos”.

Ileana Dávila

“Fui al club Universidad, busqué a Rodrigo Ares de Parga, que era el presidente del patronato, y le pedí que me diera trabajo como utilera del primer equipo. Se moría de la risa porque nunca se imaginó que una mujer le pidiera eso. Me dijo: ‘¡¿Cómo crees?!’ A mí no me daba pena ser utilera. Pese a la preparación que tenía, en la Universidad Anáhuac, donde daba dos horas de clases de futbol rápido, yo cargaba el garrafón, la balonera, las casacas y todo. Yo quería aprender más, una oportunidad, y como no me la iban a dar de auxiliar o de directora técnica, no tenía problema en empezar desde abajo. Eso me abrió las puertas para dirigir la categoría 2006 varonil. Ya después surgió el torneo de Copa femenil y los planes para dirigir al equipo de mujeres. Al principio querían que fuera auxiliar y decidieron darme la dirección técnica del equipo”.

Los inicios de su equipo

Eva Espejo

En el mes de diciembre de 2016 se efectuó el torneo nacional más importante de futbol femenil amateur y de ahí invitamos a varias jugadoras e hicimos visorías en escuelas. En ese torneo vi a Mónica Ocampo y creí que sería una buena opción para el equipo. Fueron dos meses de mucho trabajo, de viajar, de tomar decisiones. El concepto de la liga femenil se cocinó por años, pero algunos clubes no creyeron e hicieron un equipo nada más por cumplir. Pachuca apostó desde el principio por arrasar y se vio el resultado”.

Ileana Dávila

“Hicimos visorías, tratamos de captar a las chavas con más talento para trabajar de inmediato.  En otros clubes como Pachuca o Xolos contaban con jugadoras de mucha más experiencia, pero aquí no. Empezamos desde cero. Las chavas que junté no venían con entrenamientos diarios, en muchos casos ni siquiera entrenaban e iban directo a los partidos en sus ligas, así que no tenían el fondo físico ni la preparación que da el trabajo diario. Recuerdo que en la Copa mis jugadoras se morían de cansancio al final de los partidos. Ya en la liga me quedé con la satisfacción de que fuimos de menos a más y cerramos muy bien”.

Objetivos por alcanzar

Eva Espejo

Eva Espejo

Eva Espejo

“Recuerdo cuando Memo Vázquez me decía que yo iba a ser la mejor entrenadora, ahora que hago la conexión, creo que se vio como profeta. En aquel momento yo quería dirigir varones, pero fui sesgando mi objetivo. Si decidí tomar la dirección técnica del equipo femenil fue porque a muchos hombres en puestos directivos les cuestionan que nunca pisaron una cancha, entonces me propuse saber lo que ocurre en ella para después buscar dar el salto. Hice una investigación para saber cuántas mujeres han sido directoras deportivas en el mundo y de las 10 u 11 que encontré, lo fueron porque sus esposos eran los dueños, sólo una brasileña, creo que del Flamengo, fue elegida por su capacidad. Para mí esa es una historia de empoderamiento que me permite pensar que puedo ser directora deportiva o entrenadora en un equipo de hombres”.

Ileana Dávila

“Las mujeres ya demostramos tener la capacitación adecuada para dirigir en el futbol. Una muestra fue que la final de la Copa se disputó entre dos mujeres como entrenadoras, y la final de la liga la disputó Pachuca que es dirigido por una mujer. Ya se sentaron una bases sólidas con la liga, pero creo que a futuro deberían formarse categorías sub 17, sub 20, en todos los clubes, eso sería genial para que las chicas lleguen al primer equipo con bases más sólidas. En lo personal, aunque ahora pienso sólo en Pumas, tengo a aspiración de dirigir a la selección”.    

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial 25 mexicanos top en la MLS. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?