>
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

Momentos mundialistas: el penal fallado de Roberto Baggio en 1994

Escrito por:Hugo Garcia
Comparte la nota
Baggio-Mundial
PUBLICIDAD

Su cara era inexplicable. Su sensación de vacío y de insatisfacción por cumplir un sueño había sido frustrada por él mismo. Sin razones se quedó mirando hacia la portería, o hacia la nada. Sí, era Roberto Baggio quien perdió su mirada en ese esférico que se fue por encima del travesaño.

El mediocampista italiano había sido la gran figura por muchos años del futbol de su país. Su gran regate, su definición, su frialdad, su forma de pararse con tal seguridad de la cancha, y portar con gran valor la número ’10’ de la selección de Italia.

Uno de sus grandes deseos era jugar la Final del Mundial contra la selección de Brasil. Era como vivir uno de sus mayores anhelos y en el marco esplendoroso del Rose Bowl de Pasadena, California, en la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994.

PUBLICIDAD

El partido entre Brasil e Italia fue un duelo con muchos momentos vibrantes durante los 120 minutos que tuvieron que disputar del tiempo regular y los tiempos extras.

VER MÁS – Momentos mundialistas: El gol del ‘Matador’ Hernández a Holanda en 1998 

Llegaron los penales, y después de un 3-2 favor de Brasil se presentaba el quinto penal de los italianos, el cual cobraría Roberto Baggio. Millones de corazones latían en un mismo son junto al alma de su selección.

Y así fue, como Baggio se perfiló frente al área, con la misión de batir a Taffarel y permitir a Italia llegar a la “muerte súbita”. Falló.

Los jugadores brasileños se hincaron agradeciendo a Dios por el título, Bebeto corrió para abrazar al arquero sudamericano y Baggio perdió su mirada entre la nada con la misión errada.

Años después, el ’10’ de Italia confesó que quizá fue el espíritu de Ayrton Senna, piloto brasileño fallecido en Italia, lo que lo hizo fallar el penal.

Senna murió dos meses antes de que se enfrentarán Brasil e Italia en la Final de Estados Unidos 1994.

“Nunca había fallado un penal por encima del travesaño, seguro fue el aire de Senna quien envió ese balón por encima”, sentenció Baggio en una entrevista, sin olvidar el peor momento de su vida.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD