Inicio
Resultados
Estadísticas
Selección Mexicana
Playeras históricas mundialistas
Sedes y estadios
Curiosidades Mundialistas
Quiniela Mundialista
Fuera del Mundial
Juegos en Vivo
PUBLICIDAD

México en los Mundiales: Brasil 1950

Por: Jaime Luna

PUBLICIDAD

México no pudo participar en la Copa del Mundo de Italia 1934 luego de que sorpresivamente cayó en la clasificación norteamericana con Estados Unidos y se quedó sin su primer Mundial y cuatro años más tarde se retiraron junto a El Salvador y Guyana Neerdandesa, dando la clasificación automáticamente a Cuba.

Los siguientes 12 años la Copa del Mundo estuvo detenida debido a la Segunda Guerra Mundial, por lo que se decidió reorganizar hasta 1950 donde Brasil fue elegida como sede luego de que Suiza fracasara con los pocos estadios que tenía para albergar el torneo.

VER MÁS: Astros del Mundial: Fabio Cannavaro, Il Muro di Berlino

México se clasificó al Mundial de Brasil como líder del Grupo 8 de la clasificación con ochos puntos, seguido por Estados Unidos con tres unidades.

PUBLICIDAD

Como fue en Uruguay 1930, la Selección Mexicana tuvo el honor de volver a inaugurar la Copa del Mundo y el estadio Maracaná cuando enfrentó a los locales, aunque cayó 4-0.

“El Maracaná era el estadio más bonito de ese tiempo y nosotros fuimos como cualquier equipo mexicano; pusimos a sufrir a Brasil en la inauguración y después llegaron sus cuatro goles”, cuenta Antonio Carbajal, quien disputó su primer Mundial de cinco que jugó.

El equipo mexicano compartió grupo con Yugoslavia y con Suiza, pero con ninguno de los dos tuvo suerte ya que cayó 4-1 y 2-1, respectivamente.

El partido empezó 25 minutos más tarde de lo debido a que se dio un hecho que quedó marcado para la historia. México vestía con su uniforme de “local”, que en ese entonces era guinda con short azul marino y el uniforme era similar al de los suizos, quienes no llevaban indumentaria de visita  y salieron con el rojo tradicional.

El árbitro sueco Ivan Eklind mostró su disconformidad, así que una de las dos selecciones tenía que cambiar de indumentaria y decidió realizar un volado. La Selección Mexicana ganó, pero caballerosamente, permitieron que el conjunto helvético se quedara con su uniforme y recibieron el del Gremio de Porto Alegre, pues se encontraban jugando en esa ciudad y era lo único que tenían disponible.

México terminó el doceavo lugar con cero puntos y con tan sólo dos goles a favor en su segunda participación en la Copa del Mundo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

 

Relacionadas