Nuestros sitios
Compartir
Banner Caliente Medio Tiempo Apuesta Ahora

La rebeldía de las alemanas y su lucha para que las tomen en cuenta

Por: Ana Spindola 28 Jun 2019

Alemania destaca por su lucha contra los prejuicios


La rebeldía de las alemanas y su lucha para que las tomen en cuenta

Cuando la Selección Femenil de Alemania ganó su primera Copa Europea en 1989, el premio que recibieron las jugadoras fue un juego de café. En 2018, el salario promedio de las jugadoras en la Bundesliga femenil fue de 38 mil 766 euros, mientras que en la temporada 2018-2019 el salario promedio de los hombres fue de un millón 616 mil 74 euros. Esta desigualdad y otras son las que quieren terminar las germanas, que además buscan el título en la Copa del Mundo Femenil Francia 2019.

Desde que surgió oficialmente la selección, en 1982, Alemania se consolidó como una potencia europea y mundial. Las teutonas presumen ocho títulos de Europa, dos mundiales y un oro olímpico. Además tienen otro subcampeonato en Copa del Mundo y tres terceros lugares en Juegos Olímpicos, lo que sin lugar a dudas demuestra que son una de las selecciones más fuertes en todo el mundo.

Sara Gama, capitana de Italia y Barbie de Mattel

Este video te puede interesar

Las alemanas han peleado contra la desigualdad desde que surgió la selección femenil

No obstante, en su país no han logrado tal reconocimiento. Pese a que no faltan a un mundial desde 1991, cuando se hizo el primer campeonato femenil, y de superar la fase de grupos en todas sus participaciones, la selección alemana ha tenido que luchar contra los prejuicios que existen y que consideran que el lugar de las mujeres no está en un campo de futbol.

La prohibición y el nacimiento de la selección ganadora

El 30 de julio de 1995, la Federación Alemana de Futbol (DFB) votó de manera unánime prohibir el futbol femenino, pues consideraban que la combatividad del deporte iba en contra de al naturaleza de las mujeres. Incluso sugirieron que la práctica deportiva podía provocar la pérdida de al fertilidad en las mujeres. “Los deportes de lucha son ajenos a la naturaleza de la mujer, cuyos cuerpo y alma pueden sufrir daños irreparables” sentenció en ese entonces la DFB.

Las alemanas son potencia mundial a pesar de los prejuicios que hay en su país

Pese a la prohibición, la práctica del deporte creció en los 60’s, época en la que había entre 40 y 60 mil mujeres jugando en la clandestinidad. Por ello, en 1970 la DFB revocó la prohibición del futbol femenino y en 1982 creó oficialmente la primera selección femenil. En 1989, el conjunto germano obtuvo el título de la Eurocopa Femenina y como consecuencia la Federación decidió formalizar la práctica del futbol entre mujeres y en 1990 creó la Bundesliga.

Desde entonces, la Bundesliga femenina no ha hecho más que fortalecer a Alemania como selección, que en su primera participación mundialista llegó hasta cuartos de final pero cuatro años después llegó a la final, en la que cayó 2-0 contra Noruega. A la fecha, el equipo germano ha ganado dos campeonatos mundiales (2003 y 2007); ocho títulos de Europa, seis de manera consecutiva (1989, 1991, 1995, 1997, 2001, 2005, 2009 y 2013); y un oro olímpico (Río de Janeiro 2016).

Las alemanas tienen tres títulos mundiales y 8 de europa

Un video contra la desigualdad

A pesar de todos los logros de la Selección Femenil Alemana, la desigualdad en su país se mantiene. Los asistentes a los partidos de la Bundesliga rara vez superan los dos mil aficionados y los clubes tampoco han hecho mayores esfuerzos por favorecer el desarrollo del futbol femenil. El salario promedio al año de los hombres es de un millón 616 mil 74 euros, mientras que las mujeres ganan cerca de 38 mil 766 euros, apenas el 2.3 por ciento.

Si en la Copa del Mundo Francia las jugadoras ganan, recibirán 65 mil euros como premio y 40 mil si son segundas. El año pasado, la DFB había estipulado un premio de 350 mil euros en caso de que al selección varonil se coronara en Rusia 2018. Por eso, en un video realizado por la Federación y patrocinado por Commerzbank, las alemanas denunciaron los prejuicios a los que han tenido que enfrentarse por practicar “un deporte de hombres”.

“Por nuestro primer título nos dieron un juego de café”, “Jugamos para una nación que ni siquiera conoce nuestros nombres”, “Hemos sido campeonas de Europa tres veces. ¿Verdad? ¡No!, hemos ganado ocho veces el título”, “Las mujeres solo están para tener hijos”, “Ellas pertenecen al cuarto de lavar y verlas jugar es como ver un partido de futbol amateur, pero en cámara lenta” son los comentarios que recuerdan las jugadoras, que terminan el video con una contundente frase: “¿Saben qué? ¡No tenemos pelotas, pero sabemos cómo usarlas!”.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial 25 mexicanos top en la MLS. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?