Nuestros sitios
Compartir
Banner Caliente Medio Tiempo Apuesta Ahora

Ignacio Ambriz una leyenda que surgió en el barrio

Por: David Ramos 10 Dic 2020

El primer equipo de Nacho como entrenador fue el Puebla, luego se convirtió en la mano derecha de Javier Aguirre con el Osasuna y el Atlético de Madrid.


Ignacio Ambriz una leyenda que surgió en el barrio

Ignacio Ambriz fue uno de esos jugadores de barrio que destacaron por su carácter y fortaleza, de los que se ensuciaban, luchaban y daban todo por su equipo: un aguerrido y visionario medio de contención.

Nació y creció en Iztapalapa, Ciudad de México, en un ambiente aquejado por pobreza y delincuencia.

Este video te puede interesar

Debutó como futbolista profesional en 1983, pasó por León, Puebla, Celaya y Atlante, pero sus mejores momentos los vivió con el Necaxa en la década de los 90, equipo en el que se volvió referente junto a figuras como Alex Aguinaga, Ricardo Peláez y Alberto García Aspe y en el que fue dos veces campeón de Liga MX (1994-95 y 1995-96) y una de Copa MX (1994-95).

Leer también: Cruz Azul advierte que habrá decisiones radicales y urgentes

“Yo no te doy un título con la cabeza, te lo doy con los pies”, le expresó Ambriz a su padre al coronarse con los Rayos, después de que le exigiera un título el día de la graduación de su hermano mayor.

Con la Selección de México debutó en 1992 bajo la dirección de César Luis Menotti y fue parte de la generación de jugadores que marcaron un antes y después en la historia del Tricolor.

En 1993, Miguel Mejía Barón asumió el cargo de entrenador del Tri y con él, Ambriz se convirtió en un jefe del equipo nacional que jugó de gran manera la Copa América por primera vez en Ecuador y que se coronó en la Copa Oro de 1993 con un cañonazo suyo en la final en el Estadio Azteca.

“Es un gol de los que de repente te acuerdas y cuando te regalan algún video te hace recordar bonitas cosas ya que era la final de la Copa Oro”, manifestó Ambriz en 2015.

Aventura como entrenador

Mejía Barón se convirtió en su ejemplo a seguir por su forma de dirigir y por su buena relación con los jugadores, el mismo estilo que posee Frank Rijkaard como entrenador: “soy admirador de Rijkaard, un tipo excepcional en el trato al jugador. Me identificó con él en lo de ponderar lo personal a lo deportivo, para mí eso es fundamental; si les llego por las fibras sensibles me harán caso”, dijo Nacho en entrevista con EFE.

Tras su retiro en 2001, Ambriz tomó las riendas del Puebla en 2003 y posteriormente auxilió a Javier Aguirre en el Osasuna y el Atlético de Madrid entre 2003 y 2009. En Europa, Nacho asistió a cursos, realizó masters y vio todos los partidos de Champions League que pudo, allá definió un estilo con entrenamientos dinámicos de máxima exigencia.

Te puede interesar: Erling Haaland ya tiene precio de salida

Con videos que le enviaban sus amigos, se mantuvo al tanto de la Liga MX y volvió en 2010 para hacerse cargo del San Luis, también pasó por el Querétaro y es de los entrenadores que han estado al mando del América y el Guadalajara.

Ignacio volvió a los Rayos en 2017 y los llevó a ganar una Copa MX; ahora con León buscará su primer título de Liga MX, ya se le escapó el del Clausura 2019 cuando perdió la final 1-0 con los Tigres.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Futbol Total (@futboltotal_mx)

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Liga MX Femenil
Descarga AQUÍ el especial Estrellas de la Liga MX Femenil. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?